Economía vs Colaborativa

Nunca deja de sorprenderme las visiones tan diferentes que puede ofrecer el ser humano ante un mismo hecho.

En este caso me refiero a la Economía Colaborativa o Sharing Economy, que se basa en aprovechar el exceso de bienes de consumo y/o servicios, optimizando por tanto el uso que hacemos de las cosas. ¿Para qué vas a comprar un taladro, que vas a usar una vez, cuando lo puedes alquilar o intercambiar por un tiempo limitado?. Parece que tiene sentido, al menos para mí.

Desde Europa se empieza a tratar este tema, pero de una forma un tanto tímida; y ya sabemos el ritmo que tiene en la sangre la Comisión Europea. En cualquier caso es un comienzo, pues hablamos de un tipo de actividad no regulada, lo que genera incertidumbre a la hora de crear modelos de negocio en este ámbito. Que se regule, pero ya. Para eso estamos pagando una administración monstruosa, para que trabaje como hacemos los demás.

 

Consumo Colaborativo CE imagen

Una vez aclarada mi postura sobre este tema, vamos al lío de esta entrada. Se trata de desgranar los motivos que empujan a las personas a optar por este tipo de consumo, para mí más justo y responsable. Y es aquí donde hace acto de presencia, y al mismo tiempo, la noche y el día.

Por un lado, The Wall Street Journal, desmitifica la figura del consumidor colaborativo. En un principio, podría parecer que este tipo de perfil es una persona que se preocupa por el medio ambiente, que se apoya, confía y participa en la comunidad (virtual o no). Sin embargo, el retrato que nos presentan es justo el contrario, prevaleciendo siempre los aspectos más prosaicos a la hora de decantarse por el Economía Colaborativa.

Y en el otro extremo (esto parece un combate de boxeo), tenemos la visión de Consumo Colaborativo. Destacan la eficiencia de este tipo de consumo, por supuesto el ahorro y la posibilidad de incluir valores y experiencias humanas en el hecho de comprar. Así se definen este tipo de usuarios, por lo menos los que participaron en este estudio.

Y mi conclusión: si quieres crear un modelo de negocio viable en torno a este tipo de economía, la clave está en conocer a tus usuarios potenciales. Por tanto, ninguna de estas dos visiones puede servir de ayuda. Seguramente, la “verdad” se encuentre en un punto intermedio, sobreviviendo en una curiosa escala de grises.

Espero que haya interesado el tema. Si quieres dejar tu opinión y contar si eres blanco, negro o gris, te lo agradeceré.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s